• Enmarcada en el día internacional que visibiliza el problema, el Hospital Regional desarrolló actividades que invitaron a tomar más conciencia al respecto, llamando a rechazar con ello, toda manifestación de agresión contra mujeres y niñas.

Elevando pancartas que relevan la conmemoración mundial que busca derribar la violencia que afecta al género femenino y que representa un obstáculo para alcanzar el desarrollo, la igualdad, la paz y el respeto pleno a los derechos humanos, el Departamento de Calidad de Vida Laboral del Hospital Regional del Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), ejecutó una serie de intervenciones que subrayan el maltrato en sus distintas formas, como un acto inaceptable que atenta contra la libertad y vida de toda mujer, flagelo que para Cristian Santa María, jefe del Departamento “debe erradicarse con base en la consciencia, en la educación y ocupación respecto de los casos en que se vulnera física, social, económica, sexual, psicológicamente a las mujeres”.

Con lo anterior, las actividades que iniciaron el reciente lunes 21 de noviembre con un acto inaugural en el auditorio del establecimiento, se desarrollaron hasta el 25 del mismo mes con una performance artística, la presencia de stand informativo y una significativa intervención de sensibilización en la que participaron funcionarios de distintos estamentos y alumnos de la unidad educativa “Arcoíris” de la institución, que destacaron la iniciativa,  como expresa María Isabel Valenzuela, TENS del servicio de Pediatría del HRLBO, “es importante hacer un llamado a la conciencia social, educar a los más pequeños como está pasando ahora y trabajar con ellos en cambiar una cultura que ha normalizado situaciones de origen machista que atentan contra las mujeres y que no pueden seguir pasando”.

Rocío Arteche, trabajadora social del Departamento de Calidad de Vida Laboral de la institución, por su parte señala que “somos agentes sociales que intencionamos cambios sociales. A través de sencillas pero simbólicas acciones estamos relevando la violencia y su impacto, dando cuenta que existe y que debe ser eliminada”, agregando que “estamos problematizando la violencia al interior de nuestro hospital y fuera de él en la comunidad, en la vida familiar o personal, para prevenirla, informar los mecanismos de acción con que contamos para atender a nuestras funcionarias víctimas, que pueden encontrar en nuestro departamento una ayuda importante en las derivaciones que resignifican la experiencia de violencia. Esto en atención a que una de cada tres mujeres es violentada en el mundo y nuestra población laboral femenina es de un 75%, porcentaje del cuál hemos atendido también casos de violencia intrafamiliar”.

Finalmente, Cristian Santa María añade, “queremos que, mediante estas actividades, entre ellas el taller de prevención que expone las rutas de acción para enfrentar este tipo de situaciones, quede claro el mensaje de tolerancia cero a la violencia en todas sus formas”.

Print Friendly