En el año 1968 se crea la ley 16.774 del Seguro Social contra Riesgos de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, la cual he tenido una serie de modificaciones en el tiempo, que apuntan a aumentar la protección de los trabajadores y disminuir la tasa de accidentes.

Sin embargo, el primer semestre del 2022 los datos entregados por SUSESO muestran que entre enero y junio, se han efectuado 1.125.783 denuncias por enfermedades profesionales y durante ese período ocurrieron 101 fallecimientos a nivel nacional. En tanto, en nuestro país hay 7.097.334 trabajadores protegidos por las diferentes mutualidades. En la región de O’Higgins existen 216 mil trabajadores protegidos, de los cuales más de 72 mil pertenecen a ISL y de ellos cerca de 25 mil son trabajadores a honorarios y de casa particular.

Dado lo anterior y para impulsar el fortalecimiento de las relaciones con prestadores médicos para una correcta identificación de los trabajadores accidentados se propuso iniciar un plan piloto en el Hospital de Rengo, el cual será posteriormente replicado en cada uno de los 15 hospitales públicos de nuestra región.

La SEREMI del Trabajo y Previsión Social, Doris Rodríguez, señaló que “este convenio público privado entre el ISL, Servicio de Salud y las clínicas Red Salud y FUSAT de Rancagua tienen como fin dar a conocer y visibilizar los derechos de cada trabajador por la ley 16.774 y viene a realizar una correcta identificación de los trabajadores accidentados con la finalidad de activar la cobertura de la ley, que se entreguen las prestaciones médicas de forma oportuna y posteriormente la institución de salud, realice la facturación correspondiente a ISL.

La directora regional del Instituto de Seguridad Laboral, María José Díaz, indicó que “es muy importante realizar esta alianza público privada con los trabajadores de Chile y por supuesto de los 15 hospitales públicos de la región. La idea es que los funcionarios de los hospitales sepan reconocer e identificar como corresponder a un trabajador, se pueda activar esta ley y el seguro que protege a los trabajadores para lograr una pronta recuperación, cirugías, rehabilitación o readecuación laboral”.

Finalmente, el Delegado Presidencial Regional, Fabio Lopez, planteó que “muy pocos trabajadores adscritos a las distintas mutualidades saben que son sujetos de beneficios de la ley 16.774 de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, por lo que cuando sufren accidentes del trabajo o de trayecto ocupan su propia previsión, lo que no corresponde. Este convenio va en la línea de informar y capacitar a los distintos estamentos y funcionarios de los hospitales de los servicios públicos para que puedan identificar cuando es un accidente de trabajo o de trayecto y así activar el seguro y de esta manera no deban ocupar su previsión y se pierdan los recursos destinados por este seguro de la ley 16.774. Este plan piloto se está implementando en el hospital de Rengo y va a estar establecido en los 15 hospitales de la red pública en la región de O’Higgins y además se sumarán prestadores privados como FUSAT y Red Salud de Rancagua”.

Print Friendly