En general las medidas a tomar siempre deben apuntar a la higiene respiratoria y a la higiene de manos.

Con la llegada del invierno, bajan las temperaturas, lo que provoca un aumento del riesgo de contraer enfermedades respiratorias afectando principalmente a los adultos mayores y niños menores de 5 años. Es por esto que decidimos conversar con la kinesióloga del Hospital de Lolol, Karen Cifuentes Fajardo, quién nos entrega más detalles de estas patologías y consejos para prevenirlas.

¿Es efectivo que con la llegada del invierno y las bajas temperaturas aumentan las enfermedades respiratorias?

Sí, así es. Generalmente en los meses de otoño e invierno, en donde bajan mayormente las temperaturas, se espera que haya un aumento de enfermedades respiratorias en su mayoría infectocontagiosas, es decir que se van transmitiendo de persona a persona a través de un agente y que generalmente para enfermedades respiratorias son virus y bacterias. En la época con mayor frío se producen cambios en las condiciones ambientales ya sea fuera y dentro del hogar, como por ejemplo el uso de calefacción qua a veces puede ser contaminante (como carbón, leña, entre otros), menor ventilación en las casas, contacto más estrecho entre las en lugares públicos,  lo que produce mayor riesgo de contagio.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes que se producen en esta temporada?

Las enfermedades respiratorias que más se presentan en esta época son el resfrío común, faringitis, gripe (influenza), bronquitis y neumonías. Pero en este año en particular nos hemos tenido que enfrentar a una nueva patología que es el COVID-19, la cual es una enfermedad infecciosa producida por el coronavirus más reciente.

¿Puede darse un cuadro de coinfección de COVID 19 con otra enfermedad respiratoria?

Si,  uno de estos virus es el que produce influenza. El contagio de un virus no excluye que uno se pueda contagiar con otro virus o bacteria que esté circulando en la comunidad. Es por esto que desde antes que comenzara la época de invierno se realizó la campaña de vacunación contra la influenza en nuestro país, la que fue dirigida principalmente a las personas de mayor riesgo.  La vacuna apunta a prevenir mortalidad y hospitalizaciones debido a la influenza.

Mientras que la mejor forma de cuidarnos contra el coronavirus es quedándose en casa, respetando las cuarentenas y el distanciamiento social, debido a que estamos ante un virus que en algunas personas no manifiestan síntomas pero aun así están contagiando.

 ¿Quiénes son los más afectados con este tipo de enfermedades respiratorias?

La población que más se ve afectada son los niños menores de 5 años y los adultos mayores, sobre todo si es que tienen otras enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, obesidad, tabaquismo, entre otras. Ya que al tener estos factores de riesgo son más propensos a caer en cuadros respiratorios más severos.

¿Qué medidas se deben tomar para disminuir el riesgo de contraer enfermedades respiratorias?

En general las medidas que se deben tomar siempre deben apuntar a la higiene respiratoria y a la higiene de manos. Por ejemplo, en este último tiempo se ha hecho referencia al distanciamiento social, uso de mascarilla y esto es porque estos tipo de virus se transmiten a través de las pequeñas gotitas que expulsamos al hablar, toser, espirar. Ahora que debemos estar en casa es muy importante siempre el lavado de manos de al menos 20 segundos de forma frecuente, sobre todo al llegar a la casa, si es que  la persona ha tenido que salir, al manipular alimentos, o al estar en contacto con objetos que han sido manipulados por otras personas y más aún si tienen síntomas respiratorios. Al estornudar o toser, cubrirse la boca con el antebrazo y no con las manos. Mantener las superficies limpias y desinfectadas con productos certificados. Ventilar la casa a diario para evitar la contaminación dentro del domicilio.  No fumar y menos dentro de la casa o cerca de niños y adultos mayores.  Tratar de mantener una temperatura templada en el ambiente ya que al exponernos a bajas temperaturas o a cambios brusco de esta, disminuyen los mecanismos de defensas de nuestro organismo.  En caso de tener que salir de la casa, siempre utilizar mascarilla y no tocarse la cara mientras se está en la calle o lugar público.

¿Cuáles son los principales síntomas y cuándo debo acudir a un centro de salud?

Los síntomas respiratorios pueden variar según las características de las personas y según el agente que contagia, ya que cada agente se puede manifestar de manera distinta. Actualmente debemos estar muy atentos debido a la pandemia a la que nos estamos enfrentando. Por lo mismo, si se presenta fiebre mayor a 37,8°C, tos y dificultad para respirar debe acudir a un centro de salud.

En niños es muy importante observar si hay decaimiento y/o rechazo alimentario, fiebre que no cesa, tos, cambios en la coloración de la piel (color azulado en alrededor de los labios y uñas principalmente), alteración de la conciencia, signos de dificultad respiratoria como hundimientos de costillas, quejidos al respirar o respiración agitada. Si es así se debe acudir a un centro de salud.

Si esto ocurre se deben tomar las medidas de protección durante el traslado, utilizar mascarilla, mantenerse a 1 metro de distancia mientras se espera la atención, en los adultos si es posible, acudir sin acompañante y al llegar al centro de salud indicar sobre la sospecha para que se toman las medidas necesarias por el personal de salud.

En caso de tener dudas sobre los signos y síntomas que se presentan se puede llamar a los diferentes teléfonos disponibles en los recintos de salud que se han habilitado para disminuir los desplazamientos durante la emergencia sanitaria. En el Hospital de Lolol tenemos el número de Lolol Responde: +569 90626839 el cual atiende de lunes a domingos de 08:00 a 21:00 horas.

Print Friendly