La figura del facilitador intercultural enfocado en la comunidad haitiana, cada vez se vuelve más necesaria en la red asistencial. Es así como el Hospital de Santa Cruz incluyó a Wilfris Pierre, quién desde los primeros días de abril se sumó al Departamento de Participación Social, Trato al Usuario y Comunicaciones con la misión de facilitar el acceso a la atención de salud de la población migrante en servicios de urgencia, atención de especialidad, hospitalización y unidades de apoyo, mejorando el impacto sanitario y la satisfacción usuaria.

Que el funcionario se haya acercado al hospital para trabajar no es coincidencia puesto que, en Haití, ya se encontraba vinculado con el área de la salud. “Yo soy tecnólogo medico en imagenología, diplomado de la Universidad Cristiana de la República Dominicana. En el año 2015 empiezo a trabajar en el Hospital Universitario de Mirebalais de Haití, allí pasé dos años y medio haciendo escáner, radiografía y ecografía. Luego me desempeñé haciendo ecografías en el Hospital Centre de Médecine Familiale et d’Urgences Médicales (CEMEFUME) de San Marcos. Debido a una crisis política, tuve que salir de mi país para aspirar a una vida mejor”.

Pero el éxodo y su llegada a Chile no fueron fáciles, debiendo enfrentar una realidad que distaba de sus expectativas. “Yo venía a Chile para buscar trabajo, juntar dinero y luego regresar a mi país para hacer mi propio negocio de imagen. Llegué el 27 de agosto de 2017, directo a Santa Cruz donde me vine a vivir con un amigo. Pasaron dos meses en que no encontraba trabajo y comencé a tener dudas respecto de mi decisión, pero gracias a Dios empiezo a trabajar en el campo y tras esto surge la oportunidad en el Hospital de Santa Cruz como facilitador intercultural para ayudar a mis compatriotas y también a los chilenos”, explica Wilfris.

La jefa del Departamento de Participación Social, Trato al Usuario y Comunicaciones, Mariela Calderón, demuestra conformidad al hablar del desempeño del facilitador indicando que “Wilfris es un aporte muy positivo, ya que se ha convertido en un comunicador entre dos sistemas culturales y de salud diferentes y complementarios a la vez, satisfaciendo tanto las necesidades de salud de nuestros usuarios como las de los equipos profesionales”.

La trabajadora social también nos comenta que, gracias a su dedicación y profesionalismo, Wilfris no sólo se ha convertido en una ayuda para la comunidad haitiana sino que también entrega orientaciones al resto de los usuarios. “Actualmente, la mayor parte de sus actividades se concentran en facilitar la comunicación entre pacientes haitianos y los diversos servicios, como son poli, hospitalización y principalmente la  atención directa con el público en general, siendo un nexo con el equipo de salud. La relación con los funcionarios y el público en general es excelente, Wilfris es una persona con gran vocación de servicio y que siempre está dispuesta ayudar a las personas independientes de la barrera idiomática”, destacó Mariela.

El director del Hospital de Santa Cruz, Dr. Héctor Maldonado, destaca la importancia de contar con un facilitador intercultural señalando que “en nuestra comuna ha aumentado la presencia haitiana, por lo que se hace indispensable contar con un funcionario capacitado para orientarlos en todo ámbito, desde indicarle dónde debe dirigirse para recibir atención o clarificar dudas tras una consulta médica. Su desempeño ha superado las expectativas iniciales adquiriendo nuevas responsabilidades que incluyen la atención de público en general”.

Para finalizar, Wilfris expresa su satisfacción por el rol que realiza en el establecimiento, destacando que “yo me siento muy feliz de haber encontrado el trabajo en el hospital, aunque no es mi profesión, porque me encanta ayudar a los seres humanos. Mi relación con los funcionarios también me hace muy feliz, son muy simpáticos, muy buenas personas, estoy muy orgulloso de mis colegas”.

 

Print Friendly