• El nuevo Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y Adolescencia, que reemplazará al actual Servicio Nacional de Menores en su parte de protección, forma parte de un compromiso adoptado por el Presidente Sebastián Piñera en su programa de gobierno y da cumplimiento  al menos  a 40 de las 94 medidas del Acuerdo Nacional por la Infancia al que convocó el mandatario a inicios de su segundo gobierno.

La SEREMI de Desarrollo Social y Familia, Mónica Toro valoró la reciente aprobación, por parte del Congreso Nacional, del proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y Adolescencia, el que, junto con el Servicio Nacional de Reinserción Social Juvenil, viene a reemplazar al actual SENAME.

“Estamos muy contentos con la aprobación en el Senado de esta ley, en donde como Ministerio de Desarrollo Social y Familia estamos enfrentando este enorme desafío que tiene que tener cambios significativos, como trabajar fuertemente con las familias para que dentro de lo posible, el niño o niña, pueda volver a ella. Además, incorporar más supervisiones y acompañamiento a todos los organismos colaboradores que van a estar acreditados”, explicó la SEREMI. 

“El objetivo que tenemos es claro, debemos ser capaces de acoger a los niños que han sido vulnerados en sus derechos, acogerlos con dignidad y con mucho afecto porque el objetivo es mejorar su calidad de vida. El Presidente de la República, Sebastián Piñera comenzó su segundo mandato colocando a los niños primeros en la fila y tras la tramitación de esta ley, en donde hubo un apoyo transversal, hoy se está cumpliendo eso, así que estamos muy contentos por este gran logro para el país”, agregó Mónica Toro.

El nuevo Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y Adolescencia, que reemplazará al actual Servicio Nacional de Menores en su parte de protección, forma parte de un compromiso adoptado por el Presidente Sebastián Piñera en su programa de gobierno y da cumplimiento al menos a 40 de las 94 medidas del Acuerdo Nacional por la Infancia al que convocó el mandatario a inicios de su segundo gobierno.

Para implementar el nuevo servicio, se designará como nueva directora implementadora del nuevo servicio a María José Castro, actual Subsecretaria de Educación Parvularia y permitirá una protección especializada para los niños, incorporando a las familias como sujetos de atención, impulsando mejoras en los programas y exigiendo mayores estándares a quienes los atiendan.

La creación del Servicio de Protección de la Niñez no es solo un cambio de nombre, es mayor supervisión y fiscalización; mayores exigencias al personal público y privado; un presupuesto adicional de 40% más respecto de SENAME en su área de protección; un enfoque familiar; mejoras respecto de la oferta programática; descentralización y mucha mejor coordinación, es un nuevo hogar especializado y mucho más robusto que los recibirá y protegerá.

Print Friendly