El SAG hace un llamado a los productores que tengan sospecha de la presencia de la plaga en su predio a realizar la denuncia en la oficina SAG más cercana a su domicilio.

El Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, informa que ante la detección en el sector de Marchigue, región de O’Higgins del ácaro Halotydeus destructor (Tucker) (Acari: Penthaleidae) o “ácaro de tierra de las patas rojas”, plaga no presente en Chile, activó de inmediato un plan de contingencia cuyas primeras medidas apuntan a determinar su distribución en el más breve plazo, realizando prospecciones de delimitación tanto en el sector del hallazgo como en comunas aledañas. Además, el SAG instruyó acciones de vigilancia específica para este ácaro a nivel nacional y se encuentra recabando antecedentes técnicos sobre su biología y comportamiento para evaluar eventuales estrategias de control.

Lo anterior tras recibir una denuncia a mediados de septiembre en el SAG por parte de técnicos del Programa de Desarrollo Local de INDAP sobre la presencia de un insecto desconocido en el sector de Marchigue, ocasión en la cual funcionarios acudieron para tomar muestras, ratificándose mediante análisis de laboratorio -realizado por el especialista en acarología del Servicio- la presencia de Halotydeus destructor.

El ácaro, del que no había registro en Chile, se encuentra distribuido ampliamente en Nueva Zelanda, Australia y algunos países del sur de África. De acuerdo a la literatura, es una plaga importante en ciertos cultivos y tiene diversos hospedantes, entre los que se encuentran fabáceas (ex leguminosas) de praderas (tréboles y alfalfas) y poaceas (gramíneas) como trigo, avena y otros pastos, hortalizas de la familia de las asteráceas y solanáceas (lechugas, tomates, entre otros) y varias malezas, especialmente afectando al estado de plántula.

Los productores que tengan sospecha de la presencia de Halotydeus destructor en su predio, deben realizar la denuncia en la oficina SAG más cercanaa su domicilio.

El Servicio reitera su llamado a la comunidad a no ingresar al país productos de origen animal o vegetal que pueden poner en riesgo la sanidad de nuestra agricultura.

Print Friendly