Centro de abasto cuenta 54 módulos que conforma una gran estructura techada. Su diseño contempló un amplio pasillo central asfaltado, que facilita el desplazamiento. Además, consideró iluminación peatonal para brindar mayor seguridad. Alcalde la inauguró con un particular “corte de zapallo”.

Contentos están los vecinos del sector poniente de Rancagua, esto ya que el pasado viernes el alcalde Eduardo Soto inauguró la nueva Feria Modelo de Bosques de San Francisco, proyecto inédito en la región, el cual le imprimirá una renovada imagen a uno de los más concurridos centros de abasto de la ciudad.

De esta forma, los feriantes que por años atendieron a su fiel clientela en la calle El Molino, fueron trasladados a sus nuevas y modernas instalaciones, ubicadas en calle Bolivia esquina Diagonal Doñihue, específicamente a un costado del parque Lourdes.

“La idea era reubicar esta feria que es la única que atiende en la tarde y noche en el sector poniente de Rancagua, que ocupaba una vía muy compleja, porque no había otro acceso para los vecinos, por lo tanto, en una situación de emergencia no había cómo acceder cuando estaba en funcionamiento”, argumento el alcalde Eduardo Soto.

Asimismo, el edil detalló que “hoy es una feria bastante más ordenada y queremos que este sea el modelo de otras ferias que vamos a desarrollar en diferentes sectores de la ciudad. Por lo tanto, están invitados a conocerla y a venir a comprar, ya que hay muchas buenas ofertas”.

En lo que al proyecto respecta, la primera feria modelo de Rancagua cuenta con 54 módulos, cada uno con un largo de 4,5 metros y un ancho entre pilares de 2,5 metros. Todo esto, conforma una gran estructura techada de 120 metros de largo y 10 metros de ancho.

Para facilitar el desplazamiento, se asfaltó su superficie, dejando un amplio pasillo central de 4.5 metros. El proyecto además consideró iluminación peatonal, todo lo cual viene a modernizar y entregar mayores comodidades, tanto para los vecinos como para los feriantes.

Esta concurrida feria libre, ubicada en el corazón del sector poniente de Rancagua, además tiene la particularidad de ser la única nocturna de la ciudad. Funciona todos los viernes de 16:00 a 22:00 horas.

“En este sector hay muchas villas nuevas, son familias y matrimonios jóvenes, donde trabajan ambos en la mayor parte de los casos y por lo tanto, para ellos es muy complejo poder abastecerse durante la semana, si no lo hacíamos a través de esta feria, que decidimos fuera en la tarde y noche”, precisó el jefe comunal.

La inauguración de esta obra, financiado solo con recursos municipales, además del tradicional corte de cinta, tuvo la particularidad que el alcalde Eduardo Soto realizó un simbólico y a la vez vitoreado corte de zapallo, con el que se inmortalizó este importante logro.

Cabe precisar que en la ocasión el edil estuvo acompañado por el presidente del Sindicato de la Feria Nocturna de Bosques de San Francisco, Ricardo Bahamondes, el diputado Javier Macaya, los concejales Pamela Jadell, Ricardo Guzmán y Jaime Canales, el consejero regional Manuel Barrera, el presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Rancagua, Edison Pincheira, el director de la Secretaría Comunal de Planificación (SECPLAC), Raimundo Agliati y por supuesto, los propios feriantes y vecinos de este punto de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

Print Friendly