María Garcia de la comuna de Chimbarongo, participa hace casi dos años del Programa con sus nietos Batían Mardones (10) y Siomara Flores (12), y dijo que “ha sido una bonita actividad para los niños ya que se han divertido bastante, lo han pasado muy bien, así que feliz, porque hemos conocido un lugar muy hermoso, muchísimas gracias”.

Más de 30 niños y adolescentes, junto a sus familias, del Programa Abriendo Caminos, pertenecientes a las comunas de Requinoa, Rengo, Malloa y Chimbarongo, disfrutaron de un entretenido día en la Piscina Municipal de Guacarhue, Quinta de Tilcoco y despidieron sus vacaciones de verano.

En la oportunidad, los presentes recibieron la visita de la SEREMI de Desarrollo Social, Mónica Toro Toro quien compartió con las familias, felicitó al equipo de profesionales de PRODEL y agradeció la colaboración del municipio que facilitó el recinto y profesionales para apoyar la actividad.

“Estoy muy contenta porque estas son las acciones que a uno le dejan mucha satisfacción, de ver que estos programas están apoyando a las familias más vulnerables y que para ellas tiene un enorme significado. En este caso, los niños, junto a sus familias, tuvieron un día recreativo. Valoramos estos espacios porque sabemos que para ellos es muy importante, ya que en muchos casos no tienen las posibilidades para hacerlo”, expresó la SEREMI.

María Garcia de la comuna de Chimbarongo, participa hace casi dos años del Programa con sus nietos Batían Mardones (10) y Siomara Flores (12), y dijo que “ha sido una bonita actividad para los niños ya que se han divertido bastante, lo han pasado muy bien, así que feliz, porque hemos conocido un lugar muy hermoso, muchísimas gracias”.

Mario Valenzuela, coordinador del Programa Abriendo Caminos Yalda de la Corporación PRODEL, institución que ejecuta esta iniciativa que es parte del Gobierno de Chile, a través del Ministerio de Desarrollo Social, manifestó que uno de los principales objetivos de la actividad es “darles un espacio de esparcimiento a los niños y adolescentes que tienen un significativo privado de libertad, ya que muchos de ellos no pueden tener acceso a una playa, una piscina y el Programa Abriendo Caminos, permite asegurar una instancia de esparcimiento”.

 

 

Print Friendly