La medida fue tomada tras la solicitud de los choferes de colectivos quienes estaban preocupados por los contagios.

Una gran preocupación han expresado los choferes de los taxis colectivos ante la situación de la pandemia, debido a que se ven expuestos, diariamente, al recambio de cientos de pasajeros que suben y bajan de los vehículos.

La Municipalidad escuchó las demandas y este viernes comenzó la marcha blanca del proceso de sanitización de colectivos, donde decenas de vehículos fueron rociados por dentro y por fuera con amonio cuaternario, elemento antiviral que deja libre de infecciones el lugar donde es aplicado.

Se trata de un procedimiento gratuito para los choferes de colectivos y que también va en directo beneficio de los pasajeros que deben subirse diariamente a los vehículos. Así lo aseguró Juan Carlos Rubio, chofer y dirigente de colectivos quien señaló “el día de la movilización logramos entregar una carta y se logró la desinfección de los vehículos. Esto es para nuestra seguridad y el alcalde nos escuchó y nos sentimos contentos. Es un paso a lo que queremos lograr día a día”.

Por su parte, Pedro Olivares, jefe de servicios de la empresa Veolia, encargada de la sanitización, indicó que “por solicitud del municipio, estamos realizando una sanitización y desinfección de los colectivos de Rancagua, con bombas y equipos que se dispondrán en diferentes lugares de la ciudad. Se aplica una solución de amonio cuaternario que tiene un efecto inmediato y es un potente antiviral y creemos que esto se extenderá por todo el tiempo de contingencia”.

La sanitización tiene efecto por 48 horas y se aplicará todos los días en diferentes lugares de Rancagua. Para averiguar los lugares de aplicación de la sanitización los choferes deberán comunicarse con sus dirigentes.

 

Print Friendly