La actividad, organizada por la Municipalidad de Rancagua, contó con la participación de expertos en esta materia.

El pasado 10 de mayo, se publicó en el Diario Oficial, la nueva Ley de Convivencia vial que tiene como objetivo mejorar la relación de los distintos modos de transporte que circulan en la ciudad, equiparando el espacio vial y evitar los conflictos que se generan a diario entre ciclistas, peatones y conductores cuando se mueven por las diversas arterias.

El próximo 11 de noviembre esta Ley entrará en vigencia y uno de los puntos más relevantes apunta a reconocer a la bicicleta como un medio más de transporte y establece el uso obligatorio de las ciclovías existentes. Esto se suma a la normativa que señala que los límites de velocidad en zonas urbanas fueras disminuidos de 60 a 50 kilómetros por hora.

Para discutir e informar sobre el alcance de estos nuevos cambios para el sistema de convivencia vial, la Ilustre Municipalidad de Rancagua, con colaboración de la Universidad de O’Higgins, desarrolló, en el Campus Rancagua, el seminario “Convivencia Vial en Rancagua: Una nueva forma de vivir el espacio público”.

La actividad, que contó con las presentaciones de expertos en transporte y conexión vial, tuvo la presencia del Rector de la UOH, Rafael Correa; el intendente de la Región de O’Higgins, Juan Masferrer, la gobernadora de Cachapoal, Ivonne Mangelsdorff; el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto; el SEREMI de Transportes y Telecomunicaciones, Hans González; el presidente de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, Luis Alberto Stuven, además de dirigentes vecinales y comunales de Rancagua, como público en general.

El Rector Rafael Correa apuntó que esta actividad “es de alta importancia, debido a que muchas veces no nos damos mucho el tiempo de reflexionar sobre este tema. Todos los días nos desplazamos a distintas direcciones, usando diversos tipos de transporte, por lo que es relevante estar informado sobre esta Ley de Convivencia Vial.  Desde que circulo por Rancagua, he podido observar la diferencia abismal que tiene con Santiago. Existe un marcado privilegio por el peatón, y eso se agradece mucho. No se imaginan como se aprecia esta ciudad desde el punto de vista de los desplazamientos”.

Para el Intendente Juan Masferrer, el seminario “nos enseñó todo lo que respecta a la convivencia vial con un sentido de respeto. En el fondo, hay que comprender que todos vivimos en un mismo lugar, con las distintas formas de transporte en la ciudad. Hago un llamado a pensar, cuando uno hace proyectos, uno lo que tiene que hacer es tener datos duros de gente técnico y desarrollar proyectos que vaya en beneficios de la comunidad. Tenemos que ser claro, las prioridades tienen que estar en los peatones, en los ciclistas, en el transporte público, ya que es la forma que han mostrado grandes ciudades en el mundo”.

Por su parte, el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, enfatizó que el seminario “tuvo como finalidad, mostrar lo que hemos ido construyendo en estos años. Más allá del transporte, nosotros hablamos de movilidad de quienes circulan por la ciudad en sus diversas formas, ya que todos tienen los mismos deberes y mismas responsabilidades. Hemos asumido compromiso de continuar con este tipo de trabajos”.

Es importe señalar que el 6% del total de fallecidos en siniestros viales en nuestro país son ciclistas. Solo durante el año 2017, la bicicleta participó en 3.853 accidentes de tránsito y en ellos resultaron 95 ciclistas fallecidos y 3.236 lesionados. En la última década fallecieron 1.183 ciclistas en accidentes de tránsito.

 

Print Friendly