Un grato momento musical vivieron los vecinos de Rengo que llegaron hasta el Teatro Municipal Hernán Quintanilla, lugar donde se realizó la final del Concurso Nacional de Composición Nuevo Mundo, “Carlos Isamitt Alarcón”, actividad que ejecuta la Corporación Cultural Nuevo Mundo, a través del Programa de Apoyo a las Orquestas Profesionales, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Esta es la primera versión de esta convocatoria y contó con el apoyo de la SEREMI del ramo, encabezada por Lucía Muñoz Sandoval y la colaboración de la Ilustre Municipalidad de Rengo.

Lucía Muñoz valoró la organización de esta actividad cultural de gran nivel, ya que este concurso es inédito en el continente (solo se ha realizado en Europa) y gracias a un trabajo en equipo, de compromiso con la comunidad y los artistas nacionales, fue posible acercarlo a los vecinos de Rengo de manera gratuita.

El jurado de este certamen estuvo compuesto por el subdirector académico del Instituto de Música de la Universidad Católica, Aliocha Solovera; Miguel Farías, compositor y doctor en Estudios Latinoamericanos y Marcelo Birman, director musical el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón de Buenos Aires.

El primer premio “Carlos Isamitt Alarcón” fue declarado desierto de forma unánime por el jurado, mientras el segundo premio “Ciudad de Rengo” –consistente en 500 mil pesos- fue recibido por David Cortés, acompañado por los concejales de Rengo Julio Ibarra y Karen Lorca.

El tercer premio “Fernando García”, que contempla la entrega de 300 mil pesos al ganador, fue recibido por Sebastián Molina, de parte de la directora de la Corporación Cultural Nuevo Mundo, Carmen del Río, en nombre de la presidente María Luisa Gruzmacher. Finalmente, Felipe Peña ganó el Premio del Público, equivalente a la suma de 200 mil pesos.

En esta oportunidad, las obras finalistas fueron interpretadas por la Orquesta Barroca Nuevo Mundo y el investigador de la obra de Carlos Isamitt, Fredy Chávez, recibió un reconocimiento en nombre de la familia del creador de origen renguino, que consistió en una pieza confeccionada por el maestro artesano de Machalí, Juan Carlos Orellana.

Sobre Carlos Isamitt Alarcón

La música, las artes visuales, la pedagogía y la investigación fueron algunos de los talentos desarrollados por Carlos Isamitt Alarcón, quien nació en el año 1885, fue director de la Escuela de Bellas Artes en 1927, recibió el premio Nacional de Artes Musicales en 1965, entre otras distinciones que le permitieron además ocupar cargos destacados en el ámbito de la educación musical entes de fallecer, a los 89 años de edad.

La comuna de Rengo fue, para Isamitt, una ciudad clave en su inclinación por las artes. De hecho, en el discurso que ofreció en el año 1966, cuando ingresó a la Academia Chilena de Bellas Artes del Instituto de Chile, comentó que en la escuela donde estudió vio en uno de sus muros una reproducción fotográfica de un detalle de la creación del hombre, de los frescos de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina.

En esa oportunidad, señaló entonces que “la humilde escuela rural se nos apareció como enriquecida, distinta de ella comenzó a trascender extraña irradiación de cultura. Incontables veces, nuestras miradas se levantaban hasta el desnudo impresionante de Adán, generándose diálogos silenciosos entre la figura desnuda y los que la contemplábamos, sin comprender del todo el hechizo que ejercía, ni la maravillosa sucesión de resonancias sensibles que provocaba en nuestro interior”.

 

 

Print Friendly