Actividades fueron realizadas en las comunas de Pichilemu, Rancagua y Santa Cruz con el propósito de encontrarse y conversar para construir juntos una cultura de seguridad y así erradicar los accidentes fatales de los lugares de trabajo.

Con una invitación a “sentarnos a conversar sobre lo que ha pasado en el país en las últimas semanas y cómo, entre todos, podemos cuidarnos mejor”, el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Rancagua, Gonzalo Aceituno Arteta, dio esta mañana, en una obra de la empresa Arquilemu en la comuna de Pichilemu, inicio al Día de la Reflexión por la Seguridad.

En la ocasión, el dirigente gremial explicó que “esta iniciativa nació con el objetivo de hacer una pausa en nuestras labores para reflexionar sobre la seguridad y así avanzar juntos –trabajadores, ejecutivos, empresarios y autoridades– hacia la meta de erradicar los accidentes fatales de nuestras obras, fábricas y empresas. Sin embargo, los hechos ocurridos recientemente no han dejado a nadie indiferente y, por lo mismo, ampliamos nuestro llamado a que nos encontremos y conversemos como sociedad sobre la seguridad laboral, pero también sobre lo que hemos sentido y pensado en estos días y cómo podemos ayudar a que avancemos como país”.

En tanto, en la comuna de Santa Cruz, en la obra Doña Paula de constructora Convissa, participó el vicepresidente de Gestión CChC, Rodrigo Vergara González, quien indicó que “Porque las condiciones laborales son también parte de una sociedad más justa. En la medida en que cuenten con ambientes más seguros, los trabajadores y sus familias tendrán también mejor calidad de vida y mayores posibilidades para desarrollarse. Porque si bien las tasas de accidentabilidad y fatalidad en la construcción han disminuido, tenemos el desafío ineludible de crear una cultura de seguridad  en los lugares de trabajo y así erradicar los accidentes fatales de obras, fábricas, oficinas y empresas”.

Finalmente, en Rancagua se realizó la jornada de reflexión en la obra edificio Plaza Triana, donde cerca de 30 trabajadores conversaron con el vicepresidente Gremial CChC, Manuel Olmos, quien señaló que “Buscamos dialogar con los trabajadores para, en conjunto, ir creando una cultura de seguridad que permita erradicar los accidentes fatales. Ese es el estándar que queremos y no bajaremos la guardia hasta lograrlo. Es lo que nos motiva y la razón que impulsó esta actividad”.

En la jornada realizada a lo largo de todo Chile, participará cerca de medio millón de personas. Y lo mismo ocurrirá en otras naciones del continente, cuyas cámaras de la construcción locales acogieron el llamado de la CChC.

Una vez finalizada la actividad, se ha invitado a las empresas participantes a que suban a una página web las reflexiones que hayan surgido en las conversaciones, las que serán recopiladas y sistematizadas por la CChC para luego ser entregadas a las autoridades nacionales, como un aporte colectivo a la construcción de un país más seguro para todos.

 

Print Friendly