La idea principal es colaborar con el Barrio Gastronómico del centro de Rancagua, junto con llevar una ración de comida preparada a los abuelitos que tienen problemas de movilidad o que carecen de redes familiares y de ayuda.

Una novedosa iniciativa se inició el día de hoy a partir de la colaboración del Barrio Gastronómico de Rancagua, el diputado Diego Schalper y el municipio de la capital regional, donde decenas de jóvenes voluntarios llevarán raciones de comida recién preparada a los adultos mayores que se encuentren en situación de vulnerabilidad.

Así lo explicó el diputado por el distrito 15, Diego Schalper, quien señaló que “en conversaciones con el alcalde Eduardo Soto, llegamos a la idea de un delivery solidario que es algo muy sencillo. El Barrio Gastronómico ha visto mermadas sus ventas de una manera importante, por todo lo que ha pasado desde octubre pasado a la fecha y queremos que acá ganemos todos, por su parte el Barrio Gastronómico que se va a encargar de cocinar estos 200 almuerzos. Por su parte, el alcalde de Rancagua nos ha ayudado a dar la información sobre las personas que necesitan de este apoyo y nosotros, junto a todos los voluntarios, nos estamos poniendo a disposición para ir a repartirlos de manera gratuita. Creo que el Estado tiene un rol que cumplir, pero los ciudadanos también tenemos que hacer lo propio”, señaló el parlamentario.

Por su parte, el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, aseguró que si bien es cierto se han estado entregando mercadería y diferentes beneficios por parte de la municipalidad a los sectores más vulnerables de Rancagua, esta iniciativa “busca que ellos se queden en sus casas, sobre todo a los que no tienen una red familiar. Esto se complementa con la importancia que tiene llegar con un almuerzo listo y además tiene un valor el realizar esto con el Barrio Gastronómico de Rancagua, que como se sabe, han vivido meses muy difíciles. Hay que tomar en cuenta que hoy la red de voluntarios, están asumiendo una misión muy importante, que es llegar con un plato de comida caliente a quienes más lo necesitan”, indicó el edil de la capital regional.

Por su parte, la presidenta del Barrio Gastronómico de Rancagua, Claudia Mujica, muy emocionada señaló que “estas iniciativas son las que hacen que nosotros tengamos la garra para seguir adelante, esto va a pasar y vamos a salir con harto amor, la revuelta de la olla va con mucho cariño para estos abuelitos”.

Una de las jóvenes que repartirá las raciones de almuerzos, Camila Troncoso, aseguró que espera “que más jóvenes ayuden y colaboren con estas iniciativas porque creo que llena el corazón y uno queda la final del día con una tremenda satisfacción”.

Quienes deseen colaborar se pueden informar mediante redes sociales del Barrio Gastronómico para ser parte de esta solidaria e innovadora iniciativa.

Print Friendly