Debido a las agresiones a trabajadores que se han registrado en centros de salud del país y así resguardar la seguridad de funcionarios y usuarios del establecimiento costero.

A partir de esta semana el Hospital de Pichilemu contará con un carabinero de guardia en el Servicio de Urgencia del establecimiento, con el objeto de resguardar la seguridad de funcionarios y usuarios del centro asistencial, medida adoptada luego de las agresiones sufridas por personal de la salud en distintos centros del país e incluso en la Región de O’Higgins.

Al respecto, el director del Hospital, doctor Francisco Roa, precisó que esta medida se concretó gracias al apoyo de la Tercera Comisaría de Pichilemu, donde se sostuvieron conversaciones con el Comisario, Mayor Italo Roco, “en la cual ellos manifestaron su voluntad de colaborar con que estuviera un funcionario de la institución en el hospital, siempre y cuando nosotros habilitáramos un lugar adecuado para su permanencia en el recinto”.

Para ello, explicó el doctor Roa, “se realizaron las coordinaciones con Jorge Pávez, Cecilia Alvarado y con el encargado de la bodega, para habilitar un espacio en el Servicio de Urgencia, que se encuentra junto al triage de categorización, para la guardia de un carabinero, donde se colocó una ventanilla de atención a la comunidad, un escritorio y los recursos para que el funcionario entregue mayor seguridad a los funcionarios y a los pacientes”.

“Esta iniciativa -agrega el director del establecimiento asistencial- se toma como respuesta a las reiteradas agresiones que ha recibido el personal de la salud en el último año- Es sabido que el personal de salud, tanto profesional como no profesional, ya sean auxiliares de servicio, tens, médicos, enfermeras o matronas, está expuesto a agresiones de los pacientes, por situaciones de desesperación, ya sea por parte de los pacientes como de sus familiares”.

Si bien actualmente se encuentran en discusión políticas públicas tendientes a entregar mayor seguridad a los funcionarios del ámbito de la salud, debido a que en la temporada estival aumenta el flujo de personas que acuden a la comuna de Pichilemu y hay una alta demanda en particular en el Servicio de Urgencia, se buscó la forma de dar mayor tranquilidad tanto a los funcionarios, para el desarrollo de su labor, como para los usuarios “porque muchas veces se producen peleas o agresiones, mayoritariamente producto del alto consumo de alcohol que se produce en la comuna en la época estival”, explicó el doctor Roa.

Print Friendly