La modificación de la Ley de Pavimentación Comunal permite hoy facilitar la tarea de los municipios cuando se trata de “eventos” que son de hasta 20 m2, pudiendo actuar de manera autónoma.

La modificación de la Ley de Pavimentación Comunal, que se materializó hace un par de días, permite que las municipalidades puedan realizar obras de reparación de calles y veredas sin la necesidad de presentar un proyecto previo en el Servicio de Vivienda y Urbanización (SERVIU).

En términos específicos, la nueva normativa establece que los municipios pueden hacerse cargo de eventos que tengan como máximo 20 m2 de superficie a reparar, facilitando la respuesta ante este tipo de inconvenientes, en desplazamiento de vehículos y peatones. “Esto es un gran avance, ya que desde 1949 teníamos la misma Ley de Pavimentación, la cual establecía que para poder tapar un hoyo se requería de una serie de permisos que demoraban una enormidad el trabajo. Entonces, entregarles la facultad directamente a los municipios para, en caso de emergencia realizar esta tarea es excelente, sobre todo en el tema de prevención”, sostuvo el SEREMI de Vivienda y Urbanismo, Francisco Ravanal.

“Esta nueva Ley permite dar respuesta más rápida a una necesidad de la comunidad y eso va en la línea de lo que nos ha pedido el Presidente Sebastián Piñera en función de dar respuestas ágiles a los problemas de las personas”, agregó por su parte el director del SERVIU O’Higgins, Manuel Alfaro.

Sin embargo, la medida no es obligatoria para los municipios. En este sentido, Ravanal explicó que “las municipalidades que son pequeñas y que no tienen la posibilidad de reparar, pueden postular o presentar proyectos al SERVIU. Nosotros como Ministerio de Vivienda y Urbanismo, disponemos de programas que aportan en esta área, como el de Pavimentos Participativos y Vive Tu Vereda”.

Cabe destacar que la modificación nació como respuesta a la sanción entregada en enero de 2017 por la Contraloría General de la República a 26 municipios de la Región Metropolitana, por no pedir la autorización necesaria al SERVIU para tapar hoyos en las vías, incumpliendo la normativa estipulada en la Ley de Pavimentación Comunal.

 

 

 

Print Friendly