Luego de una visita al Centro de Estudios Postcosecha (CEPOC), los productores pudieron conocer sobre investigación y extensión en las disciplinas de manejo pos cosecha de productos frescos perecederos.

El procesado de hortalizas y frutas frescas limpias, troceadas y envasadas para su consumo es la Cuarta Gama, una tendencia que ha llegado para quedarse y que se ha transformado en una solución al ajetreo diario, ya que el producto mantiene sus propiedades naturales y frescas.

El Centro de Estudios Postcosecha (CEPOC), de la Universidad de Chile, se ha especializado en esta tendencia y ha investigado las mejores formas para poder conservar esta materia prima. Esta experiencia fue vista por productores de la región de O’Higgins, quienes se especializaron sobre investigación y extensión en las disciplinas de manejo, calidad, conservación y fisiología pos cosecha de productos frescos perecederos

“Nosotros siempre estamos muy contentos de recibir a los agricultores, ya llevamos un tiempo trabajando con HortiCrece buscando nuevas alternativas y desarrollo de la producción postcosecha de la horticultura en O’Higgins”, indicó el profesor de la facultad de Ciencias Agronómicas y director de CEPOC, de la Universidad de Chile, Dr. Víctor Escalona.

En la oportunidad los productores también fueron parte de una charla dictada por el profesor, quien habló sobre temas técnicos y procesamiento de hortalizas, cosecha, almacenamiento, procesos, lavado, envasado y comercialización, para luego visitar el laboratorio del CEPOC; el cual se encuentra con todas las condiciones de cómo debería ser una planta de Cuarta Gama.

Asimismo, los productores recorrieron las instalaciones y vieron como desarrollan la producción hidropónica, por sistemas NFT de raíz flotante. Otro aspecto que se incluyó en la visita, fue el recorrido por las cámaras frigoríficas, las que fueron adaptadas para hortalizas de forma vertical bajo un sistema de luces LED que estudian los espectros, componentes rojos y azul, todo esto para conseguir la mejor combinación –con baja energía- para producir la mayor cantidad de alimentos posibles.

Sobre la visita, la gestora de proyectos de Cooagricam, Marcela Reyes indicó que “conocer toda la iniciativa que está desarrollando la universidad me parece súper interesante porque son iniciativas que tienen su propio escalamiento, se permite acercarlo al productor y son alternativas súper aterrizadas porque estas investigaciones si tienen frutos”.

El Centro de Estudios Postcosecha (CEPOC) ha realizado diversos proyectos en la Región de O’Higgins -financiados por el Gobierno Regional- que tienen relación con la producción de hortalizas, como es la iniciativa de micro hortalizas de cuarta gama que se encuentran realizando junto a Coopeumo.

Al respecto, Escalona puntualizó que “hablar con los agricultores nos permite aterrizar nuestra investigación y que todo lo que se haga sea útil para ellos. Exponerse a ellos y al comentario nos valida y nos reorienta haciendo muy útil para nosotros y nuestro trabajo, es una enorme riqueza que se sepa lo que estamos haciendo”.

Print Friendly