La gran mayoría de los emprendimientos surgen a partir de diferentes necesidades, tales como, querer independizarse o poner en práctica conocimientos e ideas que se van madurando con el tiempo, generar ingresos adicionales o porque te quedaste sin trabajo, esto último, lo más devastador por cierto, deja a las personas frente a dos opciones, te sientas a llorar eternamente esperando que aparezca alguna solución o, te levantas y sales a buscar o crear esa solución. Y fue esta última opción la que llevó a Hilda Soto Tobar a crear su emprendimiento “Masitas Caseras Hilda” y hoy nos cuenta su experiencia.

“Después de haber trabajado toda mi vida como Secretaria y luego de una mala experiencia laboral un día quedo sin trabajo, había decidido tomar un mes de descanso para luego dedicarme a buscar trabajo, un día después de almuerzo le dije a mi esposo Richard, sabes que el lunes me pondré a vender colaciones, él me dice pero cómo? si nadie te conoce, llevamos poco tiempo viviendo acá en Rancagua yo, echando mano a mis conocimientos en la computadora fabriqué unos flayer en Word, los imprimí y salí a repartirlos en dos cuadras a la redonda cerca de mi casa, a medida que caminaba y entraba a cada taller, oficina o negocio que se ponía en el camino iba tomando nombres, whatsapp y les  comentaba que les enviaría el menú en la tarde o a primera hora del día siguiente, de a poco me fui dando a conocer, tal vez no a todo el mundo le gustaban mis colaciones caseras, pero esa fue la forma que encontré para empezar algo “mío” algo “propio”, fue entonces cuando le encontré sentido a la frase “quiero ser dueña de mi tiempo”.

Gracias al apoyo de mi esposo, que ha sido incondicional, he podido seguir adelante, no estando exenta de inconvenientes y de problemas decidí ser como el “junco que se dobla pero siempre sigue en pie”…. Cómo versa una canción, luego vino el estallido social, de vender una cantidad de colaciones semanales pase drásticamente a vender “0” colaciones. Pensé “algo tengo que hacer”…. “Reinventarme” fue el nuevo concepto y echando manos a mis precarios conocimiento en panadería o lo que tenga relación con las masas comencé a mirar cada video en Youtube que me encontraba y después de kilos y kilos de harina usada he logrado elaborar un rico y exquisito pan amasado, pan integral, variedad de queques y empanadas y así, cada producto que se me viene a la memoria, recurro a los tutoriales y les sigo el paso a paso, uno de mis mayores sueños es poder capacitarme dentro de mi rubro, eso pensaba hacer durante este año, pero ya todos sabemos que ha sucedido con la pandemia… pero aún tengo la esperanza de lograrlo en el 2021…. “Nadie dijo que sería fácil…. Pero tampoco que sería imposible”. En Masitas Caseras Hilda, ella trabaja con su esposo y un delivery

Hilda partió su emprendimiento con recursos propios, además de un Curso SENCE con herramientas de trabajo y en Prodemu se adjudicó el Fondo Concursable “Sigamos de Pie”

Frente a la consulta de cuál ha sido la etapa más difícil del emprendimiento, Hilda señala; para mí, la etapa más difícil ha sido entre el estallido social y la situación actual, ya que esto no me ha permitido lograr la estabilidad en mis ventas que me hubiese gustado haber conseguido por el tiempo que llevo desde que inicié mi Emprendimiento”.

Respecto a las características de un emprendedor, destaca;“la persistencia, el querer seguir luchando a pesar de la adversidad a la que se pueda ver enfrentado, el tener la capacidad de reinventarse para salir adelante”.

Y en relación a la asociatividad, opina“es necesaria y práctica para los que estamos recién comenzando algo nuevo y no hemos logrado alcanzar las metas que tengamos a corto o largo plazo”.

Producto de la pandemia la emprendedora debió reinventarse y pasar de vender sólo colaciones, siguiendo en el rubro de la alimentación, a crear sus deliciosas masitas caseras, demostrando con ello que frente a la adversidad, siempre es posible encontrar alternativas.  

Finalmente Hilda comparte un mensaje de optimismo; “debemos tener el espíritu del junco…. Aunque nos tropecemos 1, 2, o las veces que sean necesarias para alcanzar nuestras metas. Debemos levantarnos, sacudirnos de nuestras caídas y volver a intentarlo. Vamos qué se puede!!!!y buenas ventas para todos mis compañeros emprendedores”.

“Masitas Caseras Hilda”, Pasaje Hoffman casa 3, Rancagua
whatsapp +569 8416 6056
Correo: masitas.caseras.hilda@gmail.com
Facebook “Masitas Caseras Hilda”
Instagram @masitascaserashilda

Print Friendly