En los centros de administración directa del SENAME se llevaron a cabo actividades de interés para los adolescentes.

Con actividades acorde al mes de septiembre, los centros dependientes del Servicio Nacional de Menores (SENAME) de Graneros y Rancagua organizaron diversas iniciativas, las cuales tienen por objetivo reforzar lazos entre los jóvenes que cumplen sanción y los funcionarios que allí trabajan, generando, además, vinculación con las familias de quienes infringieron la ley.

En el Centro Semicerrado (CSC) de Rancagua, la planificación comenzó con la ornamentación de sus dependencias, coincidiendo con la realización de una “Peña Folclórica” que contó con la presencia de familiares de los jóvenes. Asimismo, se realizó un conversatorio que permitió un espacio íntimo con los padres y madres asistentes, siendo parte fundamental del proceso de intervención de los adolescentes.

Entre las salidas a terreno contempladas en el calendario de actividades de septiembre, se destacó un viaje al Cajón del Maipo para practicar rafting, deporte que generó instancias de participación, trabajo en equipo y validación entre pares.

En el centro de justicia juvenil de Graneros, una de las primeras actividades se gestó en el colegio Antuhue, donde la ceremonia de celebración invitó a que los jóvenes puedan reconocer su identidad, respetando los símbolos patrios y haciéndolos parte de sus procesos individuales.

Además, se incluyó el tradicional Campeonato de Cueca, evento en que pudieron dar muestra de sus dotes en la danza nacional. Hubo una competencia abierta, tanto para los adolescentes como para los funcionarios, dándose un especial momento de sana convivencia entre los participantes.

Todas las iniciativas buscan generar cambios en las rutinas de quienes cumplen sanción, abriendo espacios de sana convivencia y con impacto positivo en sus intervenciones sicosociales, lo cual influye sustancialmente en los procesos de reinserción.

 

 

Print Friendly