60 niños de kínder y pre kínder disfrutan de agua caliente proveniente de energías 100% renovables, además de charlas de educación ambiental en torno al cambio climático, eficiencia energética y más.

“Aprendo y Uso las Energías Renovables en mi Escuela” es el nombre del proyecto financiado por el Fondo de Protección Ambiental (FPA) de la SEREMI del Medio Ambiente, el cual permitió que 60 niños de kínder y pre kínder de la Escuela Laura Matus de Doñihue puedan abastecerse de agua caliente a partir de energías renovables proveniente de un sistema solar térmico instalado en el techo del establecimiento con una inversión de 4 millones de pesos.

La SEREMI del Medio Ambiente, Giovanna Amaya, sostuvo que “este proyecto va a mejorar sin duda la calidad de vida de los estudiantes de preescolar al tener agua caliente sobre todo en los meses de invierno y que mejor que sea gracias a la energía solar. Apoyar este tipo de iniciativas que surjan desde las comunidades, desde los colegios certificados ambientalmente, centros de padres y apoderados, va en la línea del mandato de nuestro presidente Gabriel Boric, donde el trabajo con la ciudadanía tiene que ser el centro de nuestra labor”.

El proyecto, postulado por el Centro General de Padres y Apoderados de dicha escuela, tiene por objetivo el fomentar el uso y conocimiento de las energías renovables en la comunidad educativa, lo cual se abordó a través de la realización de charlas sobre cómo mitigar los efectos del cambio climático, energías renovables, eficiencia energética, además del uso y mantención de equipos de sistema solar térmico.

Mientras que la directora del establecimiento, Tamara Sazo, agregó que “nosotros quisimos postular a este proyecto porque tenemos la certificación ambiental en nivel de excelencia y queremos tener una escuela sustentable. De a poco queremos hacer consientes a nuestros estudiantes de la importancia de las energías renovables, por lo tanto creemos que tener hoy día agua caliente con un sistema termo solar es un paso importante para los estudiantes más pequeñitos de esta escuela y que sepan cómo aprovechar los recursos naturales que tenemos en nuestro mundo”.

En la ceremonia de cierre del proyecto, participó además, el Director de Educación de la Municipalidad de Doñihue, Pastor Pérez, quien sostuvo que “este es un tema que debería ser parte de todos los colegios y pone a esta escuela emblemática en la comuna, a la delantera de estos proyectos medioambientales”.

Cabe consignar que el FPA nace en el año 1998 y es el primer fondo concursable de carácter nacional con que cuenta el Estado de Chile para apoyar iniciativas ambientales presentadas por la ciudadanía. Pueden postular organizaciones sociales como Junta de Vecinos, Centros de Padres, Fundaciones, Corporaciones, Clubes Deportivos y otras que no tengan fines de lucro y que quieran desarrollar un proyecto ambiental en sus respectivas comunidades.

“Hacemos un llamado a las comunidades a participar en este tipo de proyectos, que en este caso, no solo mejorará la calidad de vida del colegio, sino también de los habitantes que convergen en torno a él”, finalizó la representante de la cartera de Medio Ambiente en la región de O´Higgins.

Print Friendly