Las jornadas se realizaron en cada una de las provincias de la región convocando en total a más de 120 asistentes de todas las comunas de O’Higgins.

El evento virtual enfocado a Coordinadores de Turismo Municipal, Prodesal, usuarios de INDAP y actores estratégicos vinculados a turismo rural, tuvo como principal objetivo contextualizar de forma experiencial, las iniciativas en turismo rural que se están desarrollado a nivel local, colocando en valor rubros emergentes, como alternativa para el desarrollo de emprendimientos asociados a la actividad agrícola.

“Agradecemos la convocatoria y especialmente las presentaciones de buenas prácticas de la actividad turística local, con enfoque rural que realizaron los expositores. Es importante destacar que muchos de los turistas post pandemia buscarán vivir una experiencia diferente, al aire libre, e involucrarse sin duda con la ruralidad y el modo de vida campesino y sus costumbres”, manifestó, Jorge Espinoza Bustos, director regional (s) de SERNATUR O’Higgins.

Dentro de las variadas alternativas que ofrece la actividad turística en general, el turismo rural es una modalidad capaz de influir fuertemente en un territorio, ya que, ayuda a diversificar la economía local, generar empleos y complementa las actividades tradicionales – agricultura, ganadería, pesca- además, se destaca por constituir un medio para fortalecer la identidad y cultura local.

El director regional de INDAP, Juan Carol García, señaló que “el poder compartir experiencias de cómo hemos enfrentado los desafíos de la actual contingencia, pero por sobre todo el desarrollo de la oferta turística campesina de la región, es una instancia que nos permite prepararnos para lo que viene, ya que, pese a que el presente no ha sido auspicioso para la industria turística en general, el futuro se vislumbra como lleno de oportunidades y desafíos”.  Agregó que “la oferta de la región y sus características de cercanía con centros altamente poblados, su identidad vinculada al campo, la naturaleza y nuestro patrimonio humano y cultural son y serán siempre una alternativa atractiva y única para la comunidad que busque cómo volver a salir de esta contingencia”.

El turismo rural sin duda se ha ido convirtiendo en un tema cada vez más recurrente, sobre el cual se generan expectativas en el ámbito productivo que pueden incidir positivamente en el desarrollo económico local, sobre todo, con las estimaciones de preferencias por espacios abiertos y libres de turismo masivo, que se debiesen generar post Covid -19.

“La actividad en si fue muy productiva, tanto para coordinadores y la gente que se conectó. El turismo rural, es una a la actividad que por muchos años no se le ha tomado el peso, pero está adquiriendo fuerza. A través de este tipo de turismo tratamos de mostrar nuestras costumbres tal como son, nuestra esencia como chileno, zona huasa y eso hay que destacarlo, el turista quiere vivir una experiencia de turismo rural y con la pandemia, tanto el visitante extranjero como nacional buscará espacios abiertos. Las medidas sanitarias sin duda estarán presentes y adicionalmente, el sector turístico tendrá que adaptarse a las demandas del nuevo turista”, indicó Jesús Vega, coordinador de turismo municipal de Nancagua.

En el marco del encuentro, las experiencias rurales tratadas fueron las siguientes: Cachapoal; Ruta de los Abastos y Chacoliceros de Doñihue, Turismo Rural Sostenible en los Campos de O’Higgins, comunas de Malloa, San Vicente de TT y Pichidegua – Colchagua; Ruta de la Miel, comuna de Nancagua, Pequeños Productores Vitivinícolas de Colchagua – Cardenal Caro; Turismo Rural: desarrollado en las comunas de Pichilemu y comuna de Paredones, ponencia a cargo de Prodesal.

Finalizadas las presentaciones se realizó un grato intercambio de conocimientos en relación con los temas abordados, lo que fue muy valorado por los presentes.

Print Friendly