Con el foco puesto en la calidad y continuidad del suministro eléctrico, CGE puso en marcha su plan anual de trabajo que considera alrededor de 9.400 actividades de mantenimiento en la región de O’Higgins, con una inversión estimada en más de $11 mil millones en el área de distribución de energía.

Acciones que apuntan, entre otros objetivos, a mantener dentro de la normativa vigente los indicadores de calidad de suministro y reducir los períodos en que los clientes pueden estar sin energía.

Al respecto Felipe Massardo, Gerente Zonal O’Higgins de CGE, explicó que “nuestras acciones de mantenimiento e inversión están programadas hasta diciembre, especialmente en aquellas comunas que requieren un esfuerzo focalizado. Es por ello que la inversión estimada para el 2021 supera los $11 mil millones, porque entendemos y queremos que la comunidad reciba un suministro eléctrico seguro y de calidad”.

Dentro de las acciones a ejecutar durante el 2021 para las 33 comunas de la región, se considera la revisión y cambio de equipos, extensiones de redes eléctricas, instalación de generadores de gran potencia en zonas aisladas, lavados de aislación de líneas en sectores costeros, termografías y reemplazo de postes y estructuras, además de actividades de despeje de vegetación cercana a las redes.

“Este año continuaremos trabajando para mantener y mejorar los índices promedio de interrupción de suministro permitidos por la normativa eléctrica. Estas actividades apuntan a fortalecer el sistema eléctrico en la región y la calidad de servicio que entregamos a nuestros clientes, dándole especial énfasis al lavado de aislación, inspección de redes, termografía y poda”, puntualizó el ejecutivo.

Print Friendly