Con entusiasmo y optimismo vecinos del Condominio Parque Trapiche de Rancagua, dieron el cierre de la primera y segunda etapa del Plan de Integración Social. El primero en altura que se desarrolla en la ciudad.

Este resultado beneficiará a 2.000 vecinos del Condominio, el que gracias a su trabajo constante y perseverante les permitirá vivir más unidos, seguros y formar lazos de confianza.

Fue un proceso de 12 meses de arduo trabajo que, a pesar de las adversidades, se pudo llegar a consenso y establecer normas de convivencia de acuerdo al Plan de Integración Social del Ministerio de Vivienda y Urbanismo en conjunto con la Fundación Urbanismo Social.

Para Allison Lira, presidenta del Comité Parque Trapiche 3, este proceso fue muy significativo. “Habían muchas cosas que nosotros desconocíamos de vivir en comunidad y los coordinadores de la Fundación nos aclararon, siempre con buena disposición. Logramos canalizar las consultas de la comunidad con ellos y todas fueron atendidas. El trabajo ahora es que mantengamos el sentido de comunidad”.

En el 2020, este proyecto permitió que 768 familias obtuvieran su vivienda propia, brindándoles una nueva oportunidad, pero se hacía necesario establecer acuerdos de convivencia entre todos para tener un buen vivir. A través de los trabajos guiados por coordinadores sociales de la Fundación se buscó incentivar y facilitar la participación en un espacio inclusivo y diverso. Poniendo en valor la identidad de cada uno, potenciando sus atributos hacia una cultura solidaria y de autocuidado.

Sebastián González, director Regional de O’Higgins y Maule de Fundación Urbanismo Social, señaló que este trabajo de acompañamiento es parte del sello de la Fundación, poniendo en el centro a las personas y elevando el rol de la copropiedad, porque un proyecto será sostenible en el tiempo cuando se cree en las personas y se construyen lazos de confianza.

El alcalde de Rancagua, Juan Ramón Godoy, quien asistió a la simbólica ceremonia, destacó el hito y tomó el compromiso de seguir trabajando con la comunidad de Parque Trapiche. “Para nosotros como municipio, es una gran responsabilidad el bienestar de todos los vecinos de la ciudad, sin importar su procedencia. Tomamos este logro de la comunidad y ahora nos corresponde resguardar y atender sus demandas”, afirmó.

Parque Trapiche cuenta con alrededor de 3.000 vecinos y se dio el término a las dos primeras etapas que corresponden a las torres Totihue y Coiquén de aproximadamente 2.000 personas residentes, quedando la última etapa de Nueva Independencia en ejecución con pronto término.

Print Friendly