• Nueve millones recibió cada agrupación de emprendedores, con la finalidad de promover el empleo y la reactivación económica.

Diez agrupaciones de las tres provincias de la Región de O’Higgins recibieron 9 millones de pesos para invertir en sus emprendimientos, luego de postular y adjudicarse recursos del Programa de Apoyo a Organizaciones Productivas del Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS.

La iniciativa tiene por objetivo financiar los planes de negocio de las agrupaciones, de tal forma de apoyar sus actividades productivas, contribuyendo así a la recuperación económica y del empleo.

Según Juan Ignacio Pino Manubens, Director Regional del FOSIS en O’Higgins, este programa “viene a entregar un apoyo a estas organizaciones productivas, las que al igual que muchas otras de nuestra región, lo han pasado mal con esta pandemia. Por lo mismo, este programa, que es parte del Acuerdo de Protección Social y Recuperación de Empleos anunciado por el Presidente Sebastián Piñera,  que significa una inversión de más de 2 mil millones de pesos a nivel nacional, es parte de la batería de beneficios que nuestro gobierno ha impulsado para ir en ayuda de las personas, familias, comunidades y organizaciones productivas vulnerables de nuestro país”.

Las organizaciones beneficiadas con los recursos pertenecen a las tres provincias, contando entre ellas a la Cooperativa El Arco de Pichilemu, conformada por pescadores y recolectores dedicados a la venta de cochayuyo en distintos formatos; o el Sindicato de Algueras de esa misma ciudad dedicado a la extracción y comercialización de mariscos. También recibirán recursos la Agrupación de Emprendedoras de Graneros; la Feria de las Pulgas de Gultro, en la comuna de Olivar, el grupo Nexos de Cunaco, en Nancagua; la Feria Dominical de Coínco; las Telaristas de Navidad; el Grupo de Deshidratados Pailimo de Marchigüe; los Oliveros del sector Los Romeros, de Paredones y la Agrupación de Productores y Artesanos de Pumanque APAPA, cuyo negocio se orienta a la producción y comercialización en diferentes rubros, principalmente artesanía y rescate de la identidad local.

Todas estas agrupaciones han recibido el acompañamiento profesional del FOSIS, a través de asesoría técnica para elaborar un plan de negocio e invertir los recursos en insumos, herramientas e implementos que optimizarán sus emprendimientos, como las algueras de Pichilemu que comprarán cámaras de vigilancia, mobiliario, materiales de construcción y línea blanca (cocina, congeladora, selladora, entre otros) de tal forma de mejorar su proceso productivo.

Los feriantes, en su mayoría, invertirán en toldos, mesas e imagen corporativa y algunos, en sistemas de pago electrónico; mientras que la cooperativa El Arco quiere adquirir una máquina industrial deshidratadora de cochayuyo y los deshidratadores de Marchigüe, un carro tipo food truck equipado para vender sus productos en diferentes lugares de la región de O’Higgins, “lo que nos ayudará a captar más clientes y dar a conocer nuestros productos mediante la venta de infusiones calientes o frías”, señalaron sus integrantes.

La crisis económica generada por la pandemia del Coronavirus tocó fuertemente a los emprendedores y, a la vez, llevó a muchas personas, familias y organizaciones a girar hacia el emprendimiento, pues vieron en esta actividad una posible fuente de ingresos tras la pérdida de empleos y, en general, de ingresos de sus familias. Muchas ferias no pudieron funcionar por meses, u otras agrupaciones vieron mermadas sus ventas y ahora es momento de recuperarse. Por eso, el Programa Apoyo a Organizaciones Productivas del FOSIS viene a tender una mano a los emprendedores asociados, generando movimiento en el comercio de sus comunas y comenzando a recuperar la actividad productiva de sus territorios y del país.

Próximamente, las agrupaciones recibirán los bienes a los que postularon a través del programa y en poco tiempo, verán crecer y consolidarse sus emprendimientos que tan alicaídos estuvieron este más de año y medio de pandemia.

Print Friendly