Se promoverá el consumo de piñones, cochachuyo, changle y otras preparaciones que forman parte de la dieta alimenticia de  los pueblos originarios.

El inicio del Programa Alimentos Ancestrales para Vivir Mejor fue el anuncio que realizó el Presidente Sebastián Piñera en su visita a la comuna de Santa Juana, en la región del Biobío. Se trata de una iniciativa, desarrollada conjuntamente por INDAP y Elige Vivir Sano, que tiene como propósito promover en la población de nuestro país el consumo de alimentos saludables que forman parte de la dieta de los pueblos originarios.

El programa elaboró un listado de productos que considera más de 85 elaboraciones que se caracterizan por sus innumerables beneficios para la salud. Piñones, digüeñes, cochayuyo y changle, por ejemplo, son preparaciones que han conformado la dieta alimenticia de los pueblos originarios. En caso de ser producidos por usuarios de INDAP que pertenezcan a alguno de los pueblos originarios, podrán acceder a un sello distintivo que certificará su elaboración por parte de campesinos, con productos locales, a baja escala y con un menor impacto ambiental. Resaltará especialmente su condición de saludables.

A partir de estas características alimentarias y nutritivas, los productos accederán a diferentes canales de comercialización como grandes cadenas de supermercados, ferias locales. Contarán además con el apoyo de los programas e instrumentos de fomento productivo que ejecuta INDAP. También se trabajará en darles visibilidad en los mercados internacionales.

Acompañado por el ministro de Agricultura, Antonio Walker y el director nacional de INDAP, Carlos Recondo, el mandatario llegó hasta al predio de César Riquelme, pequeño productor agrícola de Santa Juana, en la provincia de Concepción, ocasión en que destacó que con el inicio del programa Alimentos Ancestrales se abre “una oportunidad para que miles y cientos de miles de pequeños productores de la Agricultura Familiar Campesina puedan producir estas maravillas. Que el changle, el merkén, el piñón, la miel, los digüeñes, el chupón y muchas cosas más, puedan llegar a la mesa de todos los hogares chilenos y, algún día, de todos los hogares del mundo. Necesitamos una vida más sana y es bueno recurrir a la sabiduría milenaria del pueblo mapuche”.

Cifras entregadas por el programa Elige Vivir Sano, señalan que el 75% de los adultos de la población chilena son obesos o tienen sobrepeso; en tanto, el 52% de los escolares está en igual condición. El rescate de los productos alimenticios de nuestros pueblos originarios puede ser de utilidad para enfrentar este problema.

El director nacional de INDAP señaló que el inicio de este nuevo programa gubernamental es parte de las numerosas acciones que impulsa el gobierno en beneficio de la ciudadanía y en las que INDAP tiene un rol central. “Todos estos productos provienen fundamentalmente de la Agricultura Familiar Campesina, de los pueblos originarios, del pueblo mapuche, que históricamente los han cultivado. INDAP los ha apoyado para ir mejorando sus producciones e ir perfeccionando sus cultivos. Ahora lo que queremos es potenciar estos productos que son ancestrales, como dijo el Presidente, visibilizarlos y que puedan vincularse con el mercado. Queremos que puedan llegar a las cadenas de supermercados, a los Mercados Campesinos y otras instancias de comercialización”, expresó.

“Cada día más, la gente valora el consumo de alimentos saludables. Los productos ancestrales lo son. Vamos a seguir trabajando en este gran proyecto que hoy el Presidente ha anunciado y que va a favorecer fundamentalmente a los pueblos originarios, a la cultura mapuche, a la Agricultura Familiar Campesina. INDAP está para acompañarlos y para apoyarlos en este proyecto”, destacó Carlos Recondo.

Para graficar de mejor manera este proyecto, INDAP montó un Mercado Campesino de INDAP con la participación de usuarios atendidos por este servicio del agro. Los productores exhibieron distintos productos y alimentos que forman parte de su dieta alimentaria: piñones y sus distintas presentaciones, papas, merkén frutillas, vinagre de manzana, café de trigo, merkén, changles, entre otros.

Print Friendly