La falta de coherencia distancia al electorado chileno de los partidos políticos y sus dirigentes.

“La creciente tendencia a la baja credibilidad prácticamente de todo y la consecuencia lógica de restarse a los procesos participativos de relevancia por parte de la población chilena,  como son las elecciones de nuestras autoridades,  implica una grave crisis de participación. Esto también debilita la representatividad y legitimidad de los procesos, poniendo en riesgo la fortaleza de nuestro sistema democrático en su conjunto”.

Así lo señala el Directorio de Región en Movimiento, organización que reúne a profesionales, dirigentes sociales y empresarios, entre otros, para aportar al debate público y el desarrollo de la región de O´Higgins.

En el actual contexto y respecto de la creciente baja en la credibilidad de los políticos, Región en Movimiento agrega que “todos los sectores han contribuido a esta lamentable situación, en la que el engaño, la ilegalidad, el doble discurso y  las promesas no cumplidas merman la confianza en las personas y surgen los cuestionamientos legítimos, desmotivando la participación ciudadana”.

Para la agrupación, el financiamiento ilegal de la política con las boletas ideológicamente falsas, que cruza a parlamentarios de diversos sectores , fortalece la  pérdida de confianza de manera transversal. “Y no solo eso: quienes hacen las leyes son quienes no las respetan;  personas con altas influencia a nivel del Ejecutivo sacan ventajas personales; algunos privados se coluden con productos de primera necesidad traicionando valores mínimos y dañando el prestigio de todas las empresas; parlamentarios que conducen a exceso de velocidad y señalan que es un montaje cuando las evidencias son irreprochables; promesas de educación gratuita universal para todos y luego se ve que eso es imposible y que pese a cubrirse el 50% de menores ingresos,  hoy no más de un 25% estudia con gratuidad. Como esto, otros ejemplos.”

Mejorar Chile

Para Región en Movimiento “todas estas situaciones deben evitarse a nivel país, para estar seguros de lo que se dice que se va a hacer se haga, ya que de lo contrario se continuará perdiendo credibilidad pública. Sin ir más lejos, hoy podemos observar con perplejidad que los sectores que enarbolan la bandera de la democracia no son capaces de hacer una primaria, optando por candidatos “moda”, es decir, según lo que señalen las encuestas y no evaluando sus principios y valores. Hoy observamos que el debate está en función del poder y la descalificación.

Por eso, llamamos a dejar de lado estas malas prácticas, que son evidentes y que lamentablemente se sostienen en el tiempo, para así mejorar y recuperar Chile. Exigimos este cambio por el bien de nuestro país y por la estabilidad que nuestra democracia se merece”.

Región en Movimiento

 

Print Friendly