sename sence justicia juvenil

“Doy las gracias por la oportunidad que nos dieron, porque son nuevas posibilidades para acceder a un mejor trabajo”. Con estas palabras, Darío, asistente al Programa de Libertad Asistida de San Fernando, reconoció públicamente en la ceremonia de clausura del curso de grúa horquilla, la importante labor que realiza el Sename con la ayuda del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence).

En su proceso de reinserción, Darío también ha alcanzado títulos en electricidad, mecánica, jardinería y computación, entre otros.

A la ceremonia de certificación no asistieron dos de los trece jóvenes que recibían su licencia, porque luego de validar lo aprendido consiguieron trabajo como operadores de grúa.

La gobernadora de la Provincia de Cachapoal, Mirenchu Beitia, motivó a los graduados para que continúen aprovechando las oportunidades que se les brindan. “Es elemental que a estos jóvenes que se encuentran en una situación especial se les entreguen herramientas para enfrentar el mundo laboral. La historia de vida de ellos no ha sido fácil y con la capacitación el Estado cumple con un derecho fundamental”, afirmó la autoridad provincial.

Pedro Pablo Miranda, director regional del Sename, señaló que la dignificación de los jóvenes pertenecientes a los programas de justicia juvenil de la red Sename es una tarea que nunca termina. “Estamos superando el fenómeno delictivo en la vida de estos jóvenes y dando la posibilidad que encuentren mejores ofertas contando con la capacitación adecuada. Con estas herramientas apostamos a que ellos se reinserten efectivamente en la sociedad”, expresó Miranda.

La capacitación dictada por Oteduc Ltda. fue posible gracias a la transferencia de recursos realizada por el Sence, cuyo director regional, Cristián Pavez, señaló que “uno sabe que los recursos que traspasamos son muy bien utilizados. Los jóvenes salen capacitados y con su licencia, lo que nos llena de satisfacción”.

Print Friendly