Minvu modificación a la Ley General de Urbanismo y Construcciones

Con el objetivo de informar a los directores de Obras Municipales de la región, respecto de la aplicación de la ley 20.791, que modifica las afectaciones a utilidad pública en los Planes Reguladores Comunales, la Seremi de Vivienda y Urbanismo de O’Higgins, realizó el seminario “Declaratorias de Utilidad Pública, Modificación del Artículo 59 de la ley General de Urbanismo y Construcciones”.

La actividad se realizó en dependencias del salón auditorio del MOP en Rancagua y contó con la participación de 33 funcionarios municipales.

Consideraciones técnicas
El artículo 59 de esta ley fue reemplazado en el 2004, con el objetivo de resolver  los casos de terrenos que por muchos años se encontraban afectos a declaratoria de utilidad pública por un Plan Regulador, situación que se estimaba injusta además de perjudicial para los propietarios de estos inmuebles, que no podían aumentar el volumen de construcciones existentes ni recibir una indemnización a cambio del gravamen.

Minvu modificación a la Ley General de Urbanismo y ConstruccionesPor lo anterior se establecieron plazos de caducidad de cinco y diez años para las declaratorias, antes inexistentes, en función de la distinta importancia de las vías involucradas.

Hugo Olate, jefe de la Unidad de Desarrollo Urbano de la Seremi de Vivienda y Urbanismo, explica que “la mayoría de los municipios de nuestro país, teniendo la oportunidad de prorrogar sus vialidades, no lo hicieron, caducando todas aquellas afectaciones en los plazos otorgados, lo que produjo un grave problema urbano, al no poder volver a afectar terrenos que habían sido declarados de utilidad pública”.

Actualmente, la Ley 20.791 modifica las afectaciones de utilidad pública, reestableciendo la vigencia de aquellas vialidades que hubieran caducado y eliminando los plazos de caducidad, manteniendo afectaciones indefinidas.

En ese sentido, Olate agrega que “la importancia de comprender los alcances de esta ley es de alta importancia, en la medida que es labor de las municipalidades, a través de los directores de Obras Municipales, en un plazo de seis meses, decidir cuáles vialidades mantienen su vigencia y cuáles quedan sin efecto, confeccionando la nómina que establece el artículo transitorio de la Ley 20.791.

El seremi de Vivienda y Urbanismo, Wilfredo Valdés, agradeció la participación de los funcionarios municipales y valoró la posibilidad de generar este tipo de instancias.

“Para nosotros como Ministerio es sumamente importante la presencia de los directores de Obras Municipales, ya que queremos instaurar en el tiempo, espacios de conversación con temas tan críticos como el que se plantea en este seminario y porque entendemos que la ciudad se construye, muchas veces, desde esas direcciones”, dijo.

Print Friendly
Tags: