loro cachaña

El Santuario Alto Huemul, ubicado en el sector cordillerano de Sierras de Bellavista, en San Fernando, fue el lugar escogido por el SAG para realizar la liberación de tres ejemplares de Loro Cachaña, cuyo proceso de rehabilitación se ejecutó en el Centro de Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre del Museo de San Antonio.

En el mes de noviembre de 2014, las aves fueron entregadas voluntariamente por ciudadanos de la comuna de San Vicente de Tagua Tagua a la Oficina Sectorial del SAG de dicha ciudad. Luego, los especímenes fueron derivados hasta dicho centro de rescate.

José Luis Brito, director del recinto y quien estuvo a cargo de la evaluación, adaptación y apoyo en la reinserción de los loros a la naturaleza, manifestó que “la evaluación inicial constó en asegurarnos que los ejemplares no tuviesen un grado importante de maltrato, como corte de alas, golpes o fracturas; si venían con enfermedades o si estaban con un alto nivel de impronta, es decir, si imitaba a los humanos o animales domésticos. En este caso, los loros no presentaban ninguna de las anteriores por lo que su reinserción se consideró desde el primer momento”.

En relación al lugar en el que fueron liberadas, Diego Ramírez Alvarez, coordinador de Vida Silvestre del SAG, estableció que “este hábitat presenta las condiciones específicas para el desarrollo de esta especie. Aquí tenemos un bosque de árboles nativos, como el roble y el ñirre (Nothofagus antárctica), cuyos brotes sirven de sustento alimenticio y, ya existen poblaciones de esta especie habitando estos bosques, por lo tanto, estos ejemplares recientemente introducidos, tienen altas posibilidades de insertarse dentro de las bandadas de cachañas existentes y poder desarrollar su comportamiento social gregario, con buenas posibilidades de reproducción. Además, gracias a la gestión del SAG, esta es una zona prohibida de caza por decreto del Ministerio de Agricultura”.

La Fauna Silvestre no es mascota
“Lo importante es que la comunidad tiene que entender que las especies protegidas son componentes de la fauna silvestre y en ningún caso pueden ser consideradas mascotas. Si alguien los quiere ver, que vaya a los lugares de la precordillera y los contemple en su hábitat natural”, sostuvo Rodrigo Sotomayor, Director Regional del SAG, quien lideró la actividad.

En la liberación de los ejemplares de Loro Cachaña, participaron, además, el Jefe de Oficina SAG San Fernando, Luis Rodríguez; y voluntarios del Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre del Museo de San Antonio.

Print Friendly
Tags: