CChC rancagua

Un total de 3.838 viviendas propusieron levantar empresas constructoras en la Región de O’Higgins en el contexto de un plan de estímulo nacional por unos 1.200 millones de dólares para revitalizar la actividad económica de este sector. Y ya está dando resultados.

Al 27 de febrero, cierre del primer llamado para que las empresas presentaran sus iniciativas al banco de proyectos del Serviu, se ingresaron 28 propuestas, 19 sin inicio de obras, y otros 9 con menos del 25 por ciento de avance en la construcción.

Estos proyectos se distribuyen en las comunas de Chimbarongo (158), Coltauco (80), Doñihue (32), Graneros (260), Machalí (134), Nancagua (74), Rancagua (1.723), Rengo (519), San Fernando (588) y Santa Cruz (270).

En tanto a nivel nacional, se presentaron un total de 207 proyectos por 35.048 viviendas, participando 78  Entidades Desarrolladoras a lo largo de todo el país.

Programa Extraordinario
Según explicó el director de Serviu, Víctor Cárdenas, el “Programa Extraordinario de Vivienda e Integración Social” o más conocido como DS.116, lo que hace es unir a los subsidios DS.49 de familias vulnerables y que tienen un tope de viviendas de hasta 900 UF, y a los DS.1, conocido como “de clase media y sectores emergentes” y que puedan optar a casas o departamentos de hasta las 2.000 UF, en un solo proyecto integrado.

El DS.116 es una medida extraordinaria, como anunció en su momento el Ejecutivo y la modalidad es bien exigente. No puede ser cualquier proyecto, deben estar ubicados en zonas cercanas al radio urbano, a servicios como centros de salud, colegios, jardines infantiles, locomoción colectiva y que el terreno sea propio de la empresa que postula el proyecto.

“Este es un llamado al sector privado para que presenten sus proyectos al banco que tenemos en el Serviu, nosotros los pre evaluamos y luego se van a una comisión compuesta por profesionales de la Seremi, Serviu y Minvu a nivel central”, detalló Cárdenas. Durante la primera quincena de marzo debería anunciarse cuáles fueron aprobados y cuáles no.

De hecho, no es primera vez que el gobierno acude al sector de la construcción para reactivar la economía. Ya lo hizo en 2009, cuando anunció cerca de 400 millones de dólares adicionales al presupuesto de ese año y 56 mil nuevos subsidios para sectores medios y vulnerables, en el denominado “Plan Especial de Vivienda” y donde se buscaba crear unos 60 mil puestos de trabajo.

Otra de las características que deben tener los proyectos que se presentaron este año es que sean integrados, vale decir, deben incluir a familias del DS1 y del DS49. Esta integración se debe cumplir en el mismo proyecto, en porcentajes de mínimo 20% vulnerables y tiene que estar dispuesto de tal manera que no se distinga la diferencia dentro del conjunto. “La idea es que la integración sea efectiva, y que no se produzca que de la mitad para allá son DS1 y de la mitad para acá son DS49 y de inmediato se produzca la segregación dentro del conjunto habitacional”, indicó el director de Serviu.

La segunda etapa para las constructoras e inmobiliarias para postular, cierra el 20 de marzo y luego, indicó Cárdenas, vendría un período de difusión para que los interesados conozcan estos proyectos.

“El Gobierno ha comprometido 35 mil viviendas nuevas construidas bajo esta modalidad a nivel nacional. La idea es que todos comiencen a construirse en el segundo semestre de este año y que estén terminando sus obras a fines de 2016”, recalcó la autoridad. 

Voz de la Cámara
Desde la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), se tomaron de manera positiva la noticia del éxito que tuvo la primera etapa del Programa.

“Claramente se superaron las expectativas de convocatoria de parte de las constructoras, y eso habla bien del plan en su conjunto”, señaló Gonzalo Díaz, Presidente CChC Rancagua.

Por lo mismo, prevé que para el segundo llamado serán incluso más las empresas que se presentarán.

Sobre los objetivos principales del programa indicó Díaz que “esperamos que la construcción de estas nuevas viviendas se realice en los plazos estipulados por el Ministerio de Vivienda, para así poder cumplir con el objetivo de mejorar la oferta habitacional para las familias chilenas, reactivar la economía, entregar más empleo en el sector construcción y mejorar la integración social”.

Print Friendly
Tags: