droga en clases

Cada día se alejan más los días de sol y descanso. Días de vacaciones donde el almuerzo familiar era sagrado y donde los panoramas incluían a toda la familia, sea cual fuera su constitución.

Marzo trae un aumento considerable de estrés, ya sea por los gastos asociados o por el ajetreo propio del inicio del año escolar. Por estas razones Senda invita a no flaquear y mantenerse firme en la educación de nuestros hijos. La cual va más allá de las aulas y debe considerar la generación de factores protectores fuera de ellas.

El último estudio nacional de drogas realizado a alumnos de séptimo básico a cuarto medio en nuestra región, entregó alarmantes cifras en lo relacionado al consumo de marihuana. El 29% de los encuestados manifestó haber consumido o estar consumiendo éste estupefaciente.

Nuestro servicio es claro, la marihuana hace daño a nuestros hijos en edad escolar, diminuye la actividad cerebral y baja la capacidad de regeneración neurológica. En lo social y dependiendo de el entorno del alumno, la marihuana si puede provocar adicción y a la larga es mezclada con alcohol u otras sustancias.

Invitamos a todos los Padres y Apoderados a ser parte importante de este proceso de prevención. La comunicación con nuestros hijos, más allá de ser una frase recurrente, es una herramienta potente y eficaz. La concordancia entre lo que decimos y hacemos es vital a la hora de encausar las inquietudes propias de nuestros hijos.

Invitamos a que saquemos el velo de misterio y conversemos sobre éste tema. Sabemos que no es un tema popular y ciertamente los estímulos externos pueden encandilar a tu hijo o hija, pero su futuro depende directamente de las habilidades que adquieran en ésta edad. No trunques sus sueños por miedos o desinformación, ellos esperan más de nosotros, de nuestra sociedad y de nuestro país.

Rodolfo Núñez Bustamante
Director regional de Senda O’Higgins

Print Friendly
Tags: