cicletada del primer martes

Un total éxito fue la última versión de la “cicletada del primer martes”, que en esta oportunidad logró convocar a más de 800 pedaleros, quienes además de participar del encuentro donaron útiles escolares, artículos que serán entregados a niños vulnerables de la ciudad. El evento, que desde julio del año pasado es organizado por el club de mountain bike MTB Cachapoal, cuenta con el apoyo del Ministerio del Deporte a través del Instituto Nacional de Deportes (IND) y la colaboración de la Seremi de Transporte y Telecomunicaciones, entidad que se encarga del tema logístico junto a Carabineros de Chile.

El martes 3 de marzo, grandes y chicos llegaron hasta el Gimnasio Hermógenes Lizana, donde primero, a eso de las 20:30 horas, se realizó una carrera para niños de 2 a 12 años, quienes completaron un pequeño circuito especialmente diseñado para ellos. Mientras esto ocurría, comenzó a aparecer el resto de los pedaleros, familias enteras llegaron a disfrutar de esta sana actividad, que en esta instancia estuvo marcada por la solidaridad, lo que permitió reunir una gran cantidad de artículos escolares, acción que garantizará un buen regreso a clases para los estudiantes más necesitados.

El seremi del Deporte, Julio Hernández, quien estuvo presente en esta actividad y también colaboró con la noble causa, destacó la importancia de esta cicletada y el interés de sus organizadores por ayudar a quienes más lo necesitan. “En este tipo de iniciativas vemos las ganas de hacer cosas buenas, mezclando el deporte con la solidaridad, y así se involucra toda la familia en una actividad doblemente positiva”, declaró la autoridad regional mientras entregaba poleras reflectantes a algunos de los participantes presentes, quienes recibieron felices este regalo.

Luego de la carrera de los más pequeñitos, y como ya es tradición, a las 21:00 horas se dio la partida y los ciclistas empezaron a recorrer la capital regional, todo bajo el resguardo de efectivos policiales para garantizar su seguridad. Con mucha alegría y motivación pedalearon por la ciudad, en un ambiente acogedor donde los participantes se han ido conociendo y han hecho de esta iniciativa una tradición, que por cierto, fomenta la vida sana y el uso de la bicicleta como medio de transporte.

Print Friendly