SANTA CRUZ 329 familias de la ciudad colchagüina recibieron felices el aporte que entrega el Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Con la firme convicción de que los subsidios que el Gobierno está proporcionando a la clase media tienen ventajas significativas respecto de los aportes anteriores gracias a la reforma tributaria, el Ministerio de Vivienda entregó 29 asignaciones en la Municipalidad de Santa Cruz.

Así lo enfatizó el director de SERVIU O’Higgins, Víctor Cárdenas, al decir que “el subsidio que hoy están recibiendo tiene ventajas significativas respecto de los anteriores. Primero y producto de la reforma tributaria que impulsó el gobierno estamos entregando un subsidio de mayor valor, mayor monto del que ustedes podrán disponer tanto para construir como para comprar”.

Añadió que “también se han incorporado mejoras para las familias que tienen que contratar un crédito hipotecario, ampliando la cobertura del seguro de cesantía a todo el período que dura el crédito y premiando a las familias que se mantienen al día en el pago de sus dividendos, efectuando una rebaja directa en el pago de la cuota entre un 10 y un 20 por ciento”.

Cárdenas destacó este punto y señaló que “a partir de la aprobación de la reforma tributaria, las viviendas que se construirán de aquí en adelante estarán exentas del pago de IVA y, por tanto, los que van a construir dispondrán de casi un 6 por ciento más de financiamiento para lograr una vivienda más grande o mejor terminada y eso es una medida directa que va al bolsillo de las familias”.

El instrumento que regula el subsidio de clase media es el Decreto Supremo N° 1 del Ministerio de Vivienda y   Urbanismo y el Gobierno le ha realizado modificaciones para favorecer a los sectores medios. Esto se traduce en más beneficios, más protección y mejores ofertas.

Más beneficios, pues a través de este subsidio los sectores de clase media pueden construir o comprar una vivienda económica, nueva o usada, ubicada en sectores urbanos o rurales. Estos subsidios están dirigidos a personas con capacidad de ahorro y posibilidad de complementar el valor de la vivienda con un crédito hipotecario o con recursos propios.

Más protección, pues se premia a las familias que se mantengan al día en el pago de sus dividendos, lo que puede significar un monto equivalente a más de un dividendo al año. Además, el MINVU mejoró el seguro de cesantía y lo extendió a todo el periodo del crédito contemplando hasta seis meses sin pagar el dividendo hasta que encuentre un nuevo trabajo.

Y, finalmente, mejores ofertas, pues a través del plan de reactivación económica con integración social, a las cien mil viviendas que se construirán este año normalmente a nivel nacional, se agregaron más de 35 mil y sólo en nuestra región significan unas cinco mil viviendas.

Print Friendly