2Iniciativa busca rescatar la medicina natural fomentando la plantación y el cuidado del medio ambiente.

Con el fin de reforzar el trabajo con la comunidad y fomentar la plantación de diversas especies, la Corporación Nacional Forestal (CONAF), donó 80 plantas medicinales al Centro Diurno del Adulto Mayor de la comuna de Peumo en una emotiva actividad que dejó muy contentos a sus participantes.

Luis Lobos León, jefe provincial de CONAF en Cachapoal, destacó que “estamos muy satisfechos de haber visitado este centro, porque la verdad hemos vivido en forma presencial un buen y grato ambiente con adultos mayores de la zona que son parte de una excelente iniciativa que los cuida y los trata gracias al esfuerzo  conjunto del gobierno y el municipio. Por tanto, poner nuestro granito de arena, donando estas plantas a su huerto que les servirán para estar en actividades y para tratar dolencias con la medicina ancestral, es un gran aporte como institución a la comunidad, el que esperamos seguir reforzando y replicando en otros lugares de la región”.

“Este centro partió en octubre del año 2015 hasta la fecha, donde tenemos 40 adultos mayores a nuestro cuidado de entre 60 y 92 años, que son autovalentes. Para nosotros ha sido tremendamente enriquecedor contar con ellos y poder entregarles las tres alimentaciones básicas que son desayuno, almuerzo y once, como también hacerles el traslado gratuito desde y hacia su casa, donde tenemos una importante inversión kinesiológica, que significa mejorar su calidad de vida”, expresó la encargada del recinto, Carmen Merino.

Además, agregó que los adultos mayores comparten algunos talleres “por lo que para nosotros y para ellos es muy importante poder trabajar la tierra, así que esta donación de CONAF de plantas medicinales es un gran apoyo, porque nosotros implementamos también la parte más saludable, ya no tanto medicamento, sino que también empezar a salvar lo que son nuestras tradiciones y la medicina, significando un gran aporte del que estamos encantados de recibir”.

Por su parte, María Angélica Rivero, profesora jubilada, que es beneficiaria de este centro, y que a su vez se describe como maestra de reiki, fitoterapeuta, terapeuta floral, entre otras actividades, agradeció el aporte de CONAF e indicó que “además de que sirve de entretención trabajar con la tierra, fortalece el espíritu, nos sana las enfermedades mucho mejor que la medicina alopática, ya que las plantas benefician el cuerpo”, contando como anécdota que hace más de 30 años que no se enferma gracias al consumo de medicamentos naturales.

El Aporte

La donación consistió en 20 plantas de manzanilla, 20 toronjiles, 20 tomillos y 20 poleos, los cuales son producidos en los viveros de la corporación y que serán plantados en el centro diurno, donde se comprometieron al cuidado y mantención de las especies, complementando  el aporte realizado a los Centros de Salud Familiar de la región, donde también CONAF ha donado plantas medicinales para tratamientos complementarios.

Cabe destacar que el 50% de los medicamentos alópatas son producidos por los principios activos de las hierbas medicinales y en nuestro país existen más de 700 especies ligadas a la medicina natural de la cultura mapuche, muchas de las cuales se encuentran en peligro de extinción, porque ya no existen plantaciones en los terrenos que les pertenecían, o se han ido alterando en uso.

Por otra parte, el mayor porcentaje de plantas medicinales transadas proviene de la recolección. Esto tiene la desventaja de que el producto obtenido suele ser poco homogéneo, dado que los tiempos de acopio son dispares para un mismo lote, generándose material vegetal en distintos estados de degradación al momento de la venta. Por lo que el consumo vía directa tendría mejores resultados, tal como lo utilizaban antiguamente.

 

Print Friendly