CORE aprueba proyectos de innovación para la Región

El recinto, perteneciente a la red Sename, tiene diversas necesidades en sus instalaciones, razón por la que el director regional de este servicio y la Seremi de Justicia pidieron recursos al Consejo Regional.

El Centro de Lactantes y Preescolares, ubicado en la comuna de Rengo, atiende a niños hasta los 6 años de edad que se encuentran en estado de vulnerabilidad. Este recinto, que pertenece a la red del Servicio Nacional de Menores (Sename) y es administrado por la Asociación Cristiana de Jóvenes, hoy necesita arreglos considerables en todo el establecimiento.

Los principales problemas están relacionados con las instalaciones eléctricas y sanitarias, por lo que la seremi de Justicia, Yosselin Moyano, y el director regional del Sename, Pedro Pablo Miranda, se dirigieron al Consejo Regional (CORE) para conseguir recursos para su reparación.

“Desde que asumimos esta administración nos enteramos de las serias deficiencias de la residencia de Rengo; problemas en las instalaciones eléctricas, filtraciones en las techumbres, lo que provocaba mucha humedad, además de problemas en las vías de evacuación y en el sistema de calefacción”, señaló el director regional del Sename.

Asimismo, agregó que “esto es una verdadera bomba de tiempo, un riesgo latente para todos nuestros niños y niñas que hacen sus vidas ahí, por eso, nos pusimos como meta dar una solución pronta a todas estas deficiencias y enviamos un proyecto de conservación completo”.

La iniciativa considera la reparación de toda la instalación eléctrica del recinto, correspondiente a canalización, cableado, tablero general, enchufes e iluminación. El mejoramiento de las instalaciones de los baños, reemplazo de artefactos, grifería, pisos y muros.

También incluye la instalación de aislante térmico de toda la edificación, reparación de la cubierta y reposición de los cielos, el arreglo de los cierres perimetrales y grietas en el sector de lavandería. Además, integra la adquisición de equipamiento, mobiliario y juegos infantiles. Todo esto por un monto de más de 197 millones de pesos.

Cabe señalar que al Centro de Lactantes y Preescolares llegan menores, que viven en condiciones de extrema vulnerabilidad y marginalidad social, derivados por los Tribunales de Familia para quedar al cuidado del Estado. Es el único recinto en O’Higgins de estas características y se encuentra operativo desde 1982. Actualmente, alberga a 40 niños y niñas de toda la región.

Print Friendly